PAÍS

Tribunal decreta prisión preventiva para presunto asesino del sargento Retamal

El Juzgado de Garantía de San Antonio decretó este jueves la medida cautelar de prisión preventiva para el hasta ahora único imputado por el homicidio del sargento de Carabineros Carlos Retamal, fallecido por un fatal golpe que recibió el domingo en la ciudad portuaria.

El policía, ascendido en forma póstuma al grado de suboficial mayor, fue brutalmente agredido en el rostro con un fierro al concurrir con un compañero a un operativo por carreras clandestinas y permanecía hospitalizado en extrema gravedad en el Hospital Dipreca de Las Condes, donde murió el martes a un día de cumplir 41 años.

El imputado fue identificado como Jeremy Rodríguez Carvallo, un joven de 24 años y nacionalidad chilena que fue detenido de madrugada en el cuartel de la Policía de Investigaciones (PDI) de San Antonio.

Tanto la familia como el Gobierno presentaron querellas por este caso.

El juez Felipe Contreras aplicó la máxima cautelar sobre Rodríguez por considerarlo un «peligro para la sociedad» e instruyó un periodo de investigación de 120 días.

Asimismo, se determinó el ingreso inmediato del sujeto a la cárcel Santiago 1.

«Hay antecedentes suficientes, a juicio de este juez, en cuanto a un dolo eventual; esto es, ver las consecuencias, ver el resultado, en este caso los daños, las lesiones y posteriormente la muerte, como un resultado posible, al menos, en el caso de lanzar o atacar a una persona con un fierro», explicó el magistrado.

«PARECE QUE LE PEGUÉ AL PACO»

En la audiencia de control de detención y formalización, que comenzó a las 11.49 horas, el fiscal de la causa, Osvaldo Ossandón, pidió la prisión preventiva de Rodríguez.

El persecutor relató que el imputado el día del crimen llegó hasta el sector de Malvillas para participar de carreras clandestinas en un vehículo Nissan V16 Sentra, que había sido robado el 23 de octubre del año pasado.

«Ante la presencia del personal policial, se provoca la huida de todos los convocados, momento en el cual Jeremy Antonio Rodríguez Carvallo se dirige en el vehículo hasta donde se encontraba el funcionario policial, donde procede a golpear con un fierro que portaba en el vehículo y con ánimo homicida en el rostro del sargento segundo«, narró.

«Hay testigos presenciales respecto del homicidio de que es Jeremy el que, con un fierro, y con intención de golpear al funcionario policial, lanza o golpea este fierro a una velocidad que se suma a la fuerza propia del brazo, lo que finalmente causa la consecuencia que hemos señalado anteriormente. Obviamente, con conocimiento de que estaba herido, huye del lugar. Por lo tanto, entendemos de que hay antecedentes suficientes» para acreditar su participación, especificó el fiscal.

Botón volver arriba