Cochilco dio a conocer su Informe Semanal del Mercado Internacional del Cobre, destacando que el precio del metal rojo se situó este viernes en cUS$234,8 la libra, un alza de 4,3% respecto del jueves 9.

En el reporte se explica que pese a la caída en los indicadores de crecimiento económico de China durante el primer trimestre, que en el caso de la producción industrial fue sustancialmente menor a las expectativas, el precio del cobre anotó un alza debido a que el nivel de la cotización del metal ya incorporaba un escenario algo más pesimista para el país asiático.

A ello se suma el que las importaciones de cobre durante marzo (refinado y concentrado), aunque más débiles que meses previos para el caso de los concentrados de cobre, no sugieren hasta el momento un colapso de la demanda.

[VEA TAMBIÉN: Subsecretario de Minería: “El funcionamiento de esta industria es clave para el desarrollo del país… pero siempre supeditado a los criterios sanitarios”]

Cochilco resaltó además el hecho que las industrias de fundiciones y manufacturas recuperan progresivamente sus tasas de operación, aunque todavía por debajo del nivel pre-crisis Covit19. Sin embargo, se mantiene la incertidumbre de corto plazo.

Por una parte, los indicadores de inversión y consumo en China fueron más negativos que los pronósticos previos y por otra, el FMI anticipa un entorno de recesión mundial, previendo una fuerte desaceleración para China e India y recesiones significativas en Estados Unidos, Eurozona y Japón en 2020, grupo de países que en conjunto representan más del 80% de la demanda del metal.

Por ello, la probabilidad de recuperación del precio del cobre en los próximos meses es limitada, considerando un contexto donde probablemente la baja en consumo sería mayor a los potenciales recortes de producción, consigna el informe de la entidad.

Consumo chino

El reporte semanal consigna que el Producto Interno Bruto de China anotó una caída de 6,8% durante el primer trimestre, superando el consenso de mercado (6,5%), siendo el primer retroceso trimestral desde 1992.

Por su parte, la producción industrial anotó una caída de 1,1% frente a pronósticos que apuntaban a un retroceso de 7,3%.

Cabe indicar que en marzo las importaciones chinas de cobre bruto (refinado, ánodos y productos semielaborados de cobre) registraron un alza anualizada de 13%. Este aumento se explica por la combinación de una baja en la disponibilidad de chatarra cobre, debido a los bajos precios del metal y a los problemas logísticos en las fundiciones de cobre. Esto último implicó que las importaciones de concentrados de cobre se expandieran solo 0,7% durante marzo, el menor crecimiento desde septiembre de 2019.