Connect with us

MUNDO

Sobreviviente de Tonga: El cielo se oscureció en minutos, no había nada que hacer y entramos en pánico

Publicado

on

«Un hongo de ceniza volcánica apareció y se extendió rápidamente por el cielo segundos después de que una fuerte explosión hiciera retumbar nuestros oídos», dijo el martes a Xinhua un empleado chino que trabaja en Tonga recordando la colosal erupción volcánica que azotó a esa nación isleña el pasado 15 de enero.

Zhao Yongming, empleado de la Corporación de Construcción de Ingeniería Civil de China, ha estado trabajando en Tonga durante cinco años. En la entrevista efectuada por teléfono satelital, el hombre de 32 años de edad explicó que se encontraba, junto con sus 37 colegas, operando cerca del aeropuerto del país, en tierras altas, cuando ocurrió la erupción.

«El cielo se oscureció en minutos. Las partículas seguían cayendo del cielo como granizo, golpeando los cristales de las ventanas y bloqueando nuestra vista», dijo Zhao, para quien en ese momento «no había nada que pudiéramos hacer. Entramos en pánico».

El sábado, un volcán submarino, situado a unos 65 kilómetros al norte de la capital tongana, Nuku’alofa, en la costa norte de la isla principal del país, Tangotapu, donde se encuentra el proyecto de Zhao, comenzó a arrojar cenizas, gas y vapor al aire, hasta unos 20 kilómetros de altura, y provocó un tsunami que azotó al país de alrededor de 100.000 habitantes con olas de 15 metros.

«Dado que la Embajada china nos advirtió de la erupción días antes, habíamos trasladado los suministros importantes a un lugar seguro con anticipación. El incidente no ha causado daño a nuestras vidas o propiedad hasta ahora«, dijo Zhao.

«Nuestra empresa también ha tenido en cuenta las (posibles) situaciones de emergencia, como por ejemplo, un confinamiento en medio de la pandemia de Covid-19, y nos ha equipado con suficiente comida y agua con antelación», expresó.

«Ahora tenemos suministros para que nuestros 38 empleados sobrevivan durante tres meses, así como mascarillas y generadores para uso de emergencia», añadió.

NUESTRA VIDA SIGUE SIENDO PRÁCTICAMENTE LA MISMA

Después de la erupción, que se cree que es la más grande de las últimas tres décadas, las autoridades tonganas informaron el martes de al menos tres muertes. El cable submarino de internet se ha visto dañado, dejando a la nación en gran medida aislada del resto del mundo, con la única posibilidad de efectuar llamadas telefónicas nacionales.

«Excepto por la poca conexión con el exterior, nuestra vida sigue siendo prácticamente la misma. Y dado que la Embajada ha informado a nuestras familias en China sobre la situación, ahora nos sentimos tranquilos y aliviados», dijo Zhao.

Sin embargo, los problemas de escasez de alimentos y cenizas volcánicas se encuentran entre sus principales preocupaciones.

La persistente nube de ceniza sigue cubriendo Tonga y ha resultado más difícil de despejar de lo esperado, lo que ha obligado a la gente a limitar las actividades al aire libre y ha causado estragos en los cultivos y verduras.

«Los alimentos frescos son cada vez más difíciles de conseguir, y la situación podría persistir, si no empeorar, en un futuro previsible», dijo.

Sin embargo, la nube de ceniza no apagó el brillo de la bondad y el apoyo mutuo.

«Cuando nos dirigíamos a nuestra base situada a mayor altitud poco después de la erupción, no podíamos ver nada, ni siquiera con las luces largas encendidas. Después de llegar, descubrimos que se nos habían unido ‘invitados’ inesperados: cuatro tonganos de dos familias«, recordó Zhao.

«Se perdieron después de escapar de la zona costera, mientras la ceniza volcánica envolvía la isla. Las luces de nuestros vehículos iluminaron su camino en la oscuridad, por lo que se unieron a nuestros autos y nos siguieron hasta aquí«, explicó.

«Los invitamos a compartir nuestra cena y les dimos agua para que se limpiaran la ceniza de la piel. Se fueron a la mañana siguiente con gratitud, diciendo que estaban agradecidos por nuestra amabilidad y ayuda en esa noche de pánico, miedo e incertidumbre«, agregó.

Continuar Leyendo

MUNDO

Estados Unidos superó el millón de fallecidos por el Covid-19

Publicado

on

Estados Unidos superó este martes el millón de muertos por el Covid-19, con lo que se convirtió en el primer país del mundo en rebasar esta trágica cifra, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

De acuerdo con el registro de este centro universitario, la nación más golpeada por la pandemia que surgió a finales de 2019 contaba con 1.000.037 fallecidos a las 16.40 hora de Washington (misma hora de Chile continental; 17.40 hora de Magallanes) y más de 82 millones de contagios confirmados.

Este miércoles, la Casa Blanca volverá a ofrecer un rueda de prensa de su equipo de trabajo sobre la pandemia por primera vez en dos meses y medio.

Aunque EE.UU. fue uno de los primeros países en comenzar a administrar las vacunas, la tasa de inmunización se ha estancado en poco más del 65 por ciento de su población, lo que ha provocado la preocupación entre las autoridades.

La primera vacuna en Estados Unidos se inoculó en diciembre de 2020.

La semana pasada, la Casa Blanca organizó la segunda cumbre internacional sobre la pandemia en la que participaron decenas de países, pero que tuvo dos importantes ausencias: Rusia no recibió una invitación y China, inmersa en un rebrote en varias ciudades, no participó.

«Tenemos que evitar la autocomplacencia. Esta cumbre es una oportunidad de mantener el pie en el acelerador para controlar esta pandemia y prevenir futuras crisis de salud», dijo el presidente estadounidense, Joe Biden, en un discurso grabado en vídeo.

Continuar Leyendo

MUNDO

España emite alerta sanitaria por 8 posibles casos de la viruela del mono en Madrid

Publicado

on

La extraña enfermedad de origen africano fue reportada en varios países europeos, alertando a las autoridades sanitarias. (más…)

Continuar Leyendo

MUNDO

El Covid avanza en Corea del Norte, que sigue ignorando la llamada del Sur

Publicado

on

El Covid sigue propagándose rápidamente por Corea del Norte, que hoy reportó más de 232.000 nuevos contagios y que, por tercer día consecutivo, ignoró la oferta de asistencia del Sur, lo que indica que por ahora el régimen parece dispuesto a buscar ayuda solo de Moscú o Pekín.

El centro de prevención epidémica reportó hoy otras seis muertes aparentemente ligadas a la covid (en total son ya 62 fallecidos desde que se confirmó la presencia del virus en el país hace una semana) y 232.880 nuevos casos potenciales o de «fiebres».

Son ya 1,71 millones las personas que han contraído estas «fiebres» (es el término que usa Corea del Norte para determinar casos sospechosos, pues apenas tiene capacidad para testar) desde que el virus empezó a propagarse, según el régimen, a final de abril, con 1,02 millones de personas ya recuperadas y unas 691.170 actualmente bajo tratamiento.

La situación en el empobrecido país preocupa por lo contagiosa que ha demostrado ser la subvariante ómicron y por los escasos recursos de detección que posee por el momento (de datos publicados por las autoridades se calcula que solo se han detectados positivos por covid en el 0,02 % de los casos).

También por el hecho de que el régimen no ha puesto una sola vacuna -rechazó en 2021 la donación de casi cinco millones de dosis- y no parece tener intención de diseñar aún un plan nacional de inoculación.

TRANSMISIÓN RÁPIDA

Los datos, de hecho, reflejan una transmisión muy rápida por todo el país (casi el 7 % de la población parece haberse contagiado en menos de un mes), con especial incidencia en la capital, Pionyang, y en municipios con alta actividad económica y enlaces logísticos como Nampo (oeste), Kaesong (sur) o Rason (noreste).

Las cifras indican además que el 40 % de las muertes corresponden a mayores de 60 años, y que, a su vez, casi un tercio de los fallecidos tienen menos de 20 años.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) expresó el martes su preocupación por el hecho de que a la falta de vacunas se une el que gran parte de la población padece problemas previos de salud.

La OMS pidió también a Pionyang que comparta información detallada de la situación con el organismo, que está dispuesto a compartir «apoyo técnico y suministros que incluyen test, diagnósticos, medicinas esenciales y vacunas», según indicó su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA