INTERNACIONAL

Caos del Brexit se agrava con una moción de censura a Theresa May

May se ha declarado determinada a sacar el país de la Unión Europea cumpliendo con el resultado del referéndum de 2016.

AFP

El gobierno de Theresa May enfrenta una moción de censura este miércoles tras la «humillante» derrota de su acuerdo de Brexit y, aunque parece que no prosperará, acentúa el caos a solo 72 días de la salida prevista de la UE.

«Una completa humillación», titulaba en portada el diario Daily Telegraph, después de que el martes los diputados infligiesen a May el peor revés parlamentario a un gobierno británico desde 1920.

«May sufre una derrota histórica», coincidían el conservador The Times y el izquierdista The Guardian: 432 diputados -entre ellos 118 de su propio Partido Conservador- votaron contra el acuerdo de Brexit negociado con Bruselas por la jefa de gobierno, que solo logró 202 apoyos.

Muchos políticos británicos habrían dimitido tras una derrota así. Pero no May que, conocida por su tesón, se ha declarado determinada a sacar el país de la Unión Europea cumpliendo con el resultado del referéndum de 2016.

En esta tesitura, el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn no pudo seguir retrasando la presentación de una moción de censura contra el gobierno conservador.

Esta será debatida a partir de las 13h00 (locales y GMT) en la Cámara de los Comunes, que votará a las 19h00.

Pero a pesar de la catástrofe de la víspera, es muy probable que la primera ministra sobreviva al envite.

El pequeño partido unionista norirlandés DUP, de cuyos 10 diputados depende la estrecha mayoría parlamentaria de los Tories, ya anunció que pese a rechazar el acuerdo de Brexit el martes apoyará a May para que pueda volver a Bruselas a negociar.

Y también deberían hacerlo muchos de los rebeldes conservadores que no desean perder el poder en manos de Corbyn si se convocan elecciones legislativas anticipadas.

«Contando los números de los partidos de la oposición, es poco probable que ganemos», reconocía por la mañana la mano derecha del líder laborista, John McDonnell, en declaraciones a la BBC.

Aunque advertía que «el ambiente en el parlamento en este momento es completamente impredecible».

«Es obstinada»

Si no es expulsada del poder, May, reforzada al menos de momento por la evidencia de que sus propios diputados rebeldes la quieren en la ardua tarea de sacar al país de la UE, volverá el lunes al parlamento con un plan B, que deberá ser a su vez debatido, enmendado y votado.

 

 

Fuente: AFP

Mostrar más
Botón volver arriba